Consejos sobre la fiebre

La información de este sitio web no pretende sustituir a las consultas médicas, y las lecturas del termómetro no pueden utilizarse como una alternativa al diagnóstico del médico.

Bienvenido. Como padre, ya sabe lo importante que es disponer de información de confianza. Aquí encontrará recursos útiles de la marca más recomendada por los médicos y los pediatras* para ayudarle a comprobar la temperatura de su hijo.

Le daremos más detalles sobre cómo medir e interpretar la temperatura de su hijo y cómo la nueva tecnología Age Precision® contribuye a eliminar la incertidumbre de las medidas de temperatura.

Esperamos que este sitio le resulte útil y descubra por qué Braun es la mejor elección profesional cuando se trata de medir la temperatura corporal de su familia.

¿Qué es la fiebre?

La temperatura corporal, también conocida como temperatura central, está regulada por el hipotálamo (el centro de control de la temperatura en el cerebro).

Se dice que una persona tiene fiebre cuando su temperatura corporal es constantemente superior a su intervalo de temperatura normal. Es uno de los mecanismos de defensa naturales del cuerpo para combatir las infecciones bacterianas y víricas. La fiebre no es una enfermedad, sino un síntoma a menudo asociado a otros como el dolor, la diarrea, los vómitos, el dolor de cabeza, el cansancio, etc. Normalmente la fiebre precede en varias horas a la aparición de una enfermedad. En la mayoría de los casos esta enfermedad no será grave.

Fiebre en los niños

Los estudios clínicos indican que la definición de fiebre varía con la edad*, y que lo que en un recién nacido se considera fiebre, puede ser una temperatura normal en un niño de cuatro años. Braun ha desarrollado la tecnología Age Precision® para ayudarle a interpretar la temperatura en función de la edad de su hijo.

Los bebés y los niños pequeños suelen tener hasta doce infecciones al año*, y un promedio de siete de estas infecciones producen fiebre. Muchas de estas infecciones son inocuas, como es el caso de una garganta irritada o un resfriado, pero algunas pueden ser más peligrosas, como las infecciones agudas de oído, o incluso potencialmente mortales como la meningitis. Los niños en edad escolar normalmente sufren unas tres infecciones con fiebre al año, y los adultos solamente dos.

Cuidado de un niño o adulto enfermo

Si alguno de los miembros de la familia parece estar enfermo, compruebe su temperatura para ver si tiene fiebre. Para ello, por supuesto, conviene usar un termómetro, ya que es mucho más exacto que el simple contacto. Y si le toma la temperatura cada pocas horas, podrá ver si está respondiendo o no a un determinado tratamiento. Esta información también puede serle útil a su médico.

Si determina que el bebé tiene fiebre, debe ser más cuidadoso. Si el bebé tiene menos de tres meses o presenta otros signos de enfermedad, o si usted no sabe qué hacer, llame inmediatamente al médico.

Es muy importante que mantenga la calma, vigile la fiebre y otros síntomas del bebé, y que se lave las manos con frecuencia para no propagar la infección a otros miembros de la familia.

¿Cada cuánto tiempo debería tomarle la temperatura a mi hijo?

Compruebe la temperatura con regularidad, incluso durante la noche. Si la fiebre es alta, aumente la frecuencia y compruébela cada hora. El termómetro No touch + forehead de Braun es lo suficientemente delicado como para usarlo en un bebé dormido sin que se despierte. Anote los valores y las horas de las distintas mediciones para poder proporcionar al médico esta información.

Algunas medidas sencillas para mejorar el estado de su hijo:

  • Vístale con ropa ligera, por ejemplo de algodón, y cúbrale solamente con una sábana.
  • Asegúrese de que la temperatura de la habitación no supere los 19 – 20 ºC y procure que no haya corrientes de aire.
  • Si el niño tiene diarrea, dele líquidos para evitar la deshidratación.

Enfermedades con fiebre

Llame al médico o al servicio de urgencias en los siguientes casos:

  • Si la fiebre del niño no desaparece pasadas 24 horas.
  • Si el niño muestra todas o algunas de las señales de empeoramiento siguientes: cambio en el comportamiento normal, tez grisácea, dificultad para respirar o reaccionar, pequeñas manchas de color púrpura en la piel o temblores.

¿Cuál es la temperatura normal del cuerpo?

Las lecturas de temperatura varían de una persona sana a otra, y se ven afectadas por factores tales como la edad, el sexo y la temperatura ambiente. Las lecturas de temperatura varían incluso en una misma persona en diferentes momentos. El intervalo de temperatura normal de una persona se puede determinar tomándole varias veces la temperatura cuando no esté enfermo.

Por lo general, la fiebre se define como una temperatura central superior a 37,5 °C. Sin embargo, las lecturas de temperatura también varían entre las distintas partes del cuerpo. Así por ejemplo, la temperatura rectal tiende a ser más alta que la temperatura oral, mientras que las temperaturas del oído y la axila tienden a ser más bajas que la temperatura oral.

La definición de fiebre depende también de la edad de la persona. Braun ha introducido la exclusiva tecnología Age Precision®, que ayuda a interpretar la temperatura de una persona en función de su edad. Termómetros de Braun con tecnología Age Precision®:

Para ayudar a interpretar las lecturas de temperatura, la gama de Braun incluye diversos termómetros que incorporan la pantalla con codificación por colores FeverInsight®. Los colores verde, amarillo o rojo de la pantalla indican respectivamente una temperatura normal, elevada o alta. Termómetros de Braun con pantalla con codificación por colores:

¿Qué hay que hacer cuando el termómetro da una lectura amarilla o roja?

Si se observan síntomas tales como una irritabilidad inusual, falta de reacción, debilidad, vómitos, diarrea, sequedad de la piel, una sed inusual, convulsiones, inapetencia o cambios de actividad, hay que acudir al médico cualquiera que sea el color de la lectura del termómetro.

Si la lectura de la temperatura es de color rojo, debe acudir al médico aunque no haya ningún síntoma. Alguien que tenga una temperatura elevada en el intervalo amarillo y que además se sienta mal (o parezca estar enfermo), debe llamar al médico para saber si es necesario o no que acuda a la consulta. Únicamente no es necesario acudir al médico cuando el indicador es de color verde y no se tiene ningún síntoma. Consulte al médico siempre que tenga alguna duda sobre los síntomas.

La fiebre alta en los niños es motivo de preocupación. La fiebre alta suele ser un signo de infección, que puede ser vírica o bacteriana. En los niños pequeños, la infección podría deberse a una meningitis o a una septicemia, que son afecciones muy graves. Puede ocurrir que los bebés muy pequeños no tengan una fiebre alta aunque tengan infecciones; por eso en los lactantes, incluso una temperatura ligeramente superior a la normal podría ser un signo de infección. En el caso de los lactantes es necesario tomarse en serio cualquier aumento de la temperatura aunque sea pequeño. Por seguridad, cuando las lecturas de temperatura sean elevadas o altas debe consultar al médico inmediatamente, y muy especialmente si el niño presenta otros síntomas además de fiebre. El médico indagará sobre los síntomas, ya que si no hay síntomas, puede que incluso una temperatura alta no sea motivo de preocupación.

Si tiene alguna duda, llame al médico.

Si por cualquier motivo está preocupado por la fiebre de su hijo, consulte siempre al médico. Llame inmediatamente al médico si la fiebre es muy alta o va acompañada de otros síntomas graves.

Tipos de termómetros

Cómo tomar la temperatura

Fuente: Información sobre el tratamiento de la fiebre en niños: afssaps (Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los Productos Sanitarios), enero de 2005. Enfermedades de la infancia: guía de síntomas. Marabout Practique

* Fuente: Ipsos, encuesta a través de Internet a médicos de familia y pediatras (n=802) de cuatro mercados europeos: Alemania, el Reino Unido, Francia y los Países Bajos (n=200 en cada país), respondida entre mayo y junio de 2012.

ThermoScan es una marca comercial registrada de Kaz Europe Sàrl. Este producto lo fabrica Kaz Europe Sàrl en virtud de un acuerdo de licencia con la marca comercial «Braun». «Braun» es una marca comercial registrada de Braun GmbH, Kronberg, Alemania. ©2014, Kaz Europe Sàrl.