Nueva tecnología Age Precision®

Age Precision®elimina la incertidumbre

La investigación clínica demuestra que la definición de fiebre cambia a medida que los recién nacidos se convierten en niños pequeños y los niños pequeños en adultos*. Lo que en un recién nacido se considera fiebre, puede ser una temperatura normal en un niño de cuatro años.

Esto es algo que los médicos saben pero muchos padres no. Para ayudar a los padres a interpretar la temperatura de sus hijos con mayor confianza y en función de la edad del niño, Braun ha desarrollado la exclusiva tecnología Age Precision®.

En pocas palabras, Age Precision® le ayuda a interpretar la temperatura del niño teniendo en cuenta su edad exacta. La nueva tecnología Age Precision® le proporciona la exactitud y la tranquilidad que necesita.

Tomar la temperatura con Age Precision® es fácil

La tecnología Age Precision® le permite medir e interpretar la temperatura de un niño o de cualquier miembro de la familia en tres simples pasos:

Paso 1
Ajuste la edad del niño con el botón de Age Precision®.
Paso 2
Tome la temperatura.
Paso 3
El indicador de fiebre con codificación por colores le ayudará a entender e interpretar los resultados y a actuar como corresponda: verde (temperatura normal), amarillo (temperatura elevada) y rojo (temperatura alta).

La guía para la fiebre Age Precision® está diseñada para avisarle de cualquier lectura de temperatura que pudiera ser preocupante conforme a los criterios más conservadores.

¿Qué hay que hacer cuando el indicador de fiebre es de color verde, amarillo o rojo?

Si se observan síntomas tales como una irritabilidad inusual, falta de reacción, debilidad, vómitos, diarrea, sequedad de la piel, una sed inusual, convulsiones, inapetencia o cambios de actividad, hay que acudir al médico cualquiera que sea el color de la lectura del termómetro.

Si la lectura de la temperatura es de color rojo, debe acudir al médico aunque no haya ningún síntoma. Alguien que tenga una temperatura elevada en el intervalo amarillo y que además se sienta mal (o parezca estar enfermo), deber llamar al médico para saber si es necesario o no que acuda a la consulta. Únicamente no es necesario acudir al médico cuando el indicador es de color verde y no tiene ningún síntoma. Consulte al médico siempre que tenga alguna duda sobre los síntomas.

La fiebre alta en los niños es motivo de preocupación. La fiebre alta suele ser un signo de infección, que puede ser vírica o bacteriana. En los niños pequeños, la infección podría deberse a una meningitis o a una septicemia, que son ambas afecciones muy serias. Puede ocurrir que los bebés muy pequeños no tengan una fiebre alta aunque tengan infecciones; por eso en los lactantes, incluso una temperatura ligeramente superior a la normal podría ser un signo de infección. En el caso de los lactantes es necesario tomarse en serio cualquier aumento de la temperatura aunque sea pequeño. Por seguridad, cuando las lecturas de temperatura sean elevadas o altas debería consultar al médico inmediatamente, y muy especialmente si el niño presenta otros síntomas además de fiebre. El médico indagará sobre los síntomas, ya que si no hay síntomas, puede que incluso una temperatura alta no sea motivo de preocupación.

Termómetros de Braun que incorporan la tecnología Age Precision®:
ThermoScan® 7 (IRT6520) y termómetro digital (PRT2000) de Braun.

* Herzog L, Phillips S. Addressing Concerns About Fever. Clinical Paediatrics. 2011; 50 (n.º 5): 383-390,

ThermoScan es una marca comercial registrada de Kaz Europe Sàrl. Este producto lo fabrica Kaz Europe Sàrl en virtud de un acuerdo de licencia con la marca comercial «Braun». «Braun» es una marca comercial registrada de Braun GmbH, Kronberg, Alemania. ©2014, Kaz Europe Sàrl.